ABISMO ES BUCEO

Reflejo de inmersión

Ximena Rico Agosto 2020 | Fotografiá Luis Rodríguez

La apnea es algo que ya conocemos, sabemos de qué se trata y todo lo que conlleva (si no lo sabes, lee el blog anterior). Sin embargo, ¿Alguna vez escuchaste sobre el reflejo de inmersión? Y si la respuesta es sí, ¿sabes que es lo que sucede en tu cuerpo en cuanto se activa?

El reflejo de inmersión es la defensa de los mamíferos para evitar la asfixia; no obstante, este sólo se activa al estar en contacto con agua, es decir que si te asfixiaras estando en tierra el reflejo no se activaría por lo que se puede afirmar que esto sólo pasa dentro del agua y por lo tanto al realizar apnea también sucede, sobretodo en la apnea de profundidad.

Seguro te preguntarás, bueno pero ¿en qué consiste? Y la respuesta es la siguiente: al activarse lo que sucede es que el ritmo cardíaco se alenta 25% o 14 latidos por minuto, la mente entra en estado meditativo y la circulación se redistribuye concentrándose en el centro del cuerpo donde se encuentran los órganos vitales: el corazón y el cerebro a los cuales se les suministra el suficiente oxígeno para que sigan funcionando; también la sangre se concentra en los pulmones ya que al “hincharse” con esta se evita que colapsen debido a la presión. Y si, todo esto ocurre al realizar una apnea de profundidad aproximadamente a los 250- 300 pies. También ocurre la vasoconstricción periférica; esta se refiere a la reducción de la circulación sanguínea en las extremidades y la piel, esto para que nuestro cuerpo mantenga la temperatura central (no la temperatura de la piel, si no del cerebro, grandes vasos, vísceras, sangre y músculo profundo) para así evitar la hipotermia utilizando a la piel como capa aislante entre el agua y los órganos.

Como puedes ver, nuestro cuerpo es una máquina maravillosa ya que nos permite realizar muchas cosas inimaginables y que mejor que disfrutar y conocerte mejor que haciendo apnea.

 

Please share this